• CURIOSIDADES

    CURIOSIDADES

    2 de Septiembre de 2013 a las 13:50


    ¿CÓMO SE FABRICA?


    El Poliestireno Expandido (EPS) se obtiene a partir del Poliestireno Expandible que contiene un agente de expansión. El Poliestireno Expandible deriva a su vez del petróleo, como el resto de las materias plásticas.

    El proceso de transformación para fabricar los artículos acabados en Poliestireno Expandido transcurre en tres etapas:


    1º. PREEXPANSIÓN: La materia prima se calienta con vapor de agua, en unos equipos denominados preexpansores, a una temperatura entre 80 y 100 ºC. La densidad del material disminuye desde los 630 kg/m3 hasta el rango 10-50 kg/m3. Durante este proceso, las perlas compactas de materia prima se convierten en perlas de plástico celular con una estructura interior de pequeñas celdillas rellenas de aire.


    2º. REPOSO INTERMEDIO Y ESTABILIZACIÓN: Al enfriarse las partículas recién expandidas se crea un vacío en su interior que es preciso compensar con la penetración de aire por difusión. De este modo las perlas alcanzan una mayor elasticidad mecánica y mejoran su capacidad de expansión, lo que resulta ventajoso para la siguiente etapa de transformación. Este proceso se desarrolla durante el reposo intermedio del material preexpandido en silos ventilados. Al mismo tiempo se secan las perlas.


    3º. EXPANSIÓN Y MOLDEO FINAL: En esta etapa las perlas preexpandidas y estabilizadas se transportan a unos moldes donde nuevamente se les comunica vapor de agua y las perlas se sueldan entre sí. De esta forma se pueden obtener grandes bloques (que posteriormente se cortan en las formas deseadas como cajas, planchas, bovedillas, cilindros, etc.), o productos conformados con su acabado definitivo.

     

     

    VENTAJAS DE LOS ENVASES DE EPS


    El EPS se compone en un 98% de aire, por lo tanto, es uno de los materiales de embalaje disponible más ligero. Su estructura espumada ofrece una resistencia mecánica y a impactos extraordinaria, y aporta excelentes propiedades de aislamiento térmico.


    Los envases y embalajes de Poliestireno Expandido son resistentes a la humedad, sales, numerosos tipos de ácidos y a la mayor parte de las grasas. Para obtener la misma protección que ofrece el EPS se tendrían que emplear mucho más cantidad de otros materiales como el cartón, y en consecuencia mucho más peso (hasta 6 veces más), y como poco el mismo volumen. En comparación con la pasta de celulosa moldeada (pulp), los factores anteriormente descritos serían del orden de 2,5 veces. Esto hay que tenerlo en cuenta cuando una empresa considere los costes de gestión de residuos al final de la cadena de distribución.


    El Poliestireno Expandido cumple con los requisitos de envasado/embalado de muchos productos con máxima eficacia en términos de calidad-precio y a un coste muy competitivo.

     

    EL EPS Y LOS ALIMENTOS


    El EPS cumple con todos los requisitos de la legislación sobre el contacto alimenticio y no hay ningún tipo de restricción para el uso del EPS como envase y embalaje o artículos destinados al consumidor. Por ejemplo, las cajas de pescado de Poliestireno Expandido tienen una aceptación mundial. Igualmente se envasan frutas y verduras en cajas de EPS. Y esto, no sólo por razones higiénicas, sino que el hecho de que los envases de EPS mantengan la temperatura durante largos periodos de tiempo, han convertido al Poliestireno Expandido en un material de envasado idóneo para el sector de la alimentación.

  • MEDIOAMBIENTE

    MEDIOAMBIENTE

    2 de Septiembre de 2013 a las 13:51


    EL EPS Y EL MEDIOAMBIENTE


    El Poliestireno Expandido deriva del petróleo para su fabricación, por lo que implica un cierto consumo de este recurso natural. Sin embargo, cuando lo comparamos con otras áreas de la industria, el consumo de este recurso resulta mínimo en términos comparativos.


    La fabricación de envases y embalajes con materias plásticas utiliza menos del 2% de la producción mundial de petróleo. El Poliestireno Expandido utiliza menos del 0,1% de este recurso natural. Alrededor del 86% del petróleo consumido se utiliza como combustible para la industria, para el transporte y para nuestros hogares.


    El Poliestireno Expandido no supone ninguna amenaza para la Capa de Ozono. No se utilizan ni se han utilizado nunca gases de la familia de los CFCs para su fabricación. En su lugar se emplea como agente expandente el pentano. Este gas está emparentado con el metano que es un gas natural que se obtiene de múltiples recursos naturales y que rápidamente se descompone en la atmósfera.


    Si bien es cierto que todos los procesos de fabricación presentan algún impacto sobre el Medio Ambiente, ya sea en términos de consumo energético o de recursos, emisiones atmosféricas o generación de residuos, lo cierto es que durante la fabricación de los envases y embalajes de Poliestireno Expandido el impacto ambiental resulta claramente inferior que muchos otros materiales competidores como el cartón o los productos de pasta de celulosa (pulp), en lo que se refiere a emisiones atmosféricas, consumo de energía, polución del agua y potencial de Calentamiento Global. La utilización del EPS para embalar productos delicados conlleva una importante reducción del riesgo de deterioro de estas mercancías y con ello el consiguiente ahorro energético de una posible fabricación adicional.


    El hecho de que el EPS consista en un 98% de aire y además su familiar color blanco, hace que este producto sea muy visible. Este fácil reconocimiento es beneficioso a efectos de separación y clasificación de los residuos.


    El EPS supone una cantidad insignificante en la composición de los residuos sólidos urbanos. Aun así, la industria del EPS y de los plásticos en general está trabajando activamente con las autoridades locales y nacionales para desarrollar políticas de gestión de los residuos, económica y medioambientalmente factibles.


    Los envases y embalajes de Poliestireno Expandido pueden reciclarse y de hecho se están reciclando, en mayor o menor medida, en diferentes partes del mundo. En Poliestireno Chelís, S.L. nos preocupamos de reciclar todo cuanto podemos, para así contribuir en lo posible con el cuidado de nuestro planeta.