Publicado: 2 de Septiembre de 2013 a las 13:51


EL EPS Y EL MEDIOAMBIENTE


El Poliestireno Expandido deriva del petróleo para su fabricación, por lo que implica un cierto consumo de este recurso natural. Sin embargo, cuando lo comparamos con otras áreas de la industria, el consumo de este recurso resulta mínimo en términos comparativos.


La fabricación de envases y embalajes con materias plásticas utiliza menos del 2% de la producción mundial de petróleo. El Poliestireno Expandido utiliza menos del 0,1% de este recurso natural. Alrededor del 86% del petróleo consumido se utiliza como combustible para la industria, para el transporte y para nuestros hogares.


El Poliestireno Expandido no supone ninguna amenaza para la Capa de Ozono. No se utilizan ni se han utilizado nunca gases de la familia de los CFCs para su fabricación. En su lugar se emplea como agente expandente el pentano. Este gas está emparentado con el metano que es un gas natural que se obtiene de múltiples recursos naturales y que rápidamente se descompone en la atmósfera.


Si bien es cierto que todos los procesos de fabricación presentan algún impacto sobre el Medio Ambiente, ya sea en términos de consumo energético o de recursos, emisiones atmosféricas o generación de residuos, lo cierto es que durante la fabricación de los envases y embalajes de Poliestireno Expandido el impacto ambiental resulta claramente inferior que muchos otros materiales competidores como el cartón o los productos de pasta de celulosa (pulp), en lo que se refiere a emisiones atmosféricas, consumo de energía, polución del agua y potencial de Calentamiento Global. La utilización del EPS para embalar productos delicados conlleva una importante reducción del riesgo de deterioro de estas mercancías y con ello el consiguiente ahorro energético de una posible fabricación adicional.


El hecho de que el EPS consista en un 98% de aire y además su familiar color blanco, hace que este producto sea muy visible. Este fácil reconocimiento es beneficioso a efectos de separación y clasificación de los residuos.


El EPS supone una cantidad insignificante en la composición de los residuos sólidos urbanos. Aun así, la industria del EPS y de los plásticos en general está trabajando activamente con las autoridades locales y nacionales para desarrollar políticas de gestión de los residuos, económica y medioambientalmente factibles.


Los envases y embalajes de Poliestireno Expandido pueden reciclarse y de hecho se están reciclando, en mayor o menor medida, en diferentes partes del mundo. En Poliestireno Chelís, S.L. nos preocupamos de reciclar todo cuanto podemos, para así contribuir en lo posible con el cuidado de nuestro planeta.